La mascota de la ducha

Hace unos días, Mónica y yo nos asustamos de oír el llanto desconsolado del Mateo, proveniente de la ducha de los niños… Pensamos que se cayó, golpeó, cortó o algo similar, es que el llanto era de verdad estremecedor. Al llegar, el niño nos dice entre sollozos que lloraba porque la araña murió… Al iniciar su baño, el niño vió una arañita en la pared de la ducha y él había decidido que sería su …

Continuar leyendo