Cómo: Actualizar Fedora 24 a 25 [Beta] con DNF

Siguiendo el calendario habitual del proyecto, ayer salió ya la versión Beta de Fedora 25. Hoy me tomé el tiempo de realizar la actualización de mi sistema con Fedora 24 hacia esta nueva versión. Una gran ventaja que he notado desde el paso de 23 -> 24 y que se mantiene ahora es que ya los repositorios adicionales más usados, como los de RPMFusion, están también disponibles para las versiones Beta, así que en resumen no he tenido ni la más mínima complicación para subir de versión sin tener que reinstalar, únicamente usando el nuevo administrador de paquetes (DNF) disponible por defecto desde Fedora 23.

Lo primero es disponer de un respaldo de todo lo necesario, porque si bien este proceso (o similares anteriormente con YUM) nunca me fallaró o condujo a pérdida de información, nunca está demás la precaución. El siguiente paso es asegurarse de que el sistema está totalmente al día:

$ sudo dnf upgrade --refresh

Es conveniente en este punto, retirar o deshabilitar repositorios o paquetes que pudieran no ser tan “oficiales” con el fin de minimizar la posibilidad de fallos. Una vez concluido el proceso, que pude tomar un tiempo de acuerdo a qué tan actualizado o no esté el sistema, hay que asegurarse de que se tiene instalado el plugin de DNF necesario:

$ sudo dnf -y install dnf-plugin-system-upgrade

Este plugin es el que hace toda la magia! el proceso de actualización de versión en sí consta de dos pasos básicos:

  1. Descargar toda la paquetería necesaria para la actualización de versión
  2. Actualización propiamente dicha

Esto permite que se pueda seguir trabajando normalmente en el equipo mientras se descargan todos los paquetes necesarios de la nueva versión (25 en este caso), lo cual se realiza con el siguiente comando:

$ sudo dnf -y system-upgrade download --refresh --releasever=25

Nótese que al final se especifica la versión a la que se desea subir. En mi caso el total a descargarse estaba por los 1.6GB, pero esto depende de las cosas que tenga uno instalado en el sistema, así como el tiempo que puede tardar el proceso depende del ancho de banda disponible de Internet 😉

Una vez descargado, viene el segundo paso que es el de la actualización en sí, este paso reinicia el equipo y realiza todo el proceso de actualización en un estado en el que el equipo está como arrancando, es decir, se puede ver el progreso, pero no se puede usar para nada más. Así que es buena idea disponer de al menos unos 30-60 minutos libres para completar esta tarea. Nuevamente el tiempo depende de varias cosas como las prestaciones del equipo y el tamaño de la descarga anterior (total de paquetería a instalarse/actualizarse):

$ sudo dnf system-upgrade reboot

Luego de lo cual, el sistema arranca con la nueva versión (25 en este caso) y todo sigue funcionando igual (o idealmente mejor) que antes, todo sigue donde debería y se puede iniciar a trabajar inmediatamente justo desde donde se dejó la actividad antes del proceso…

Esperabas más pasos? más complicaciones? … nop, es todo!!!

Una ventaja adicional, que también estaba disponible con las actualizaciones con YUM anteriores, es que el sistema ya queda en la senda de actualizaciones hacia la versión final, es decir, con tan solo ejecutar dnf -y update regularmente, el sistema pasará de Beta a Final de forma natural y transparente a partir de la fecha de liberación de la versión Final (15 de noviembre próximo según el calendario de F25).

Un comentario:

  1. Pingback: Fedora 25 (Twenty Five) Final Release al aire – Blog de Paul Bernal

No se admiten más comentarios